Muchas averías se producen por la batería

La batería es uno de los elementos más delicados e importantes de nuestro vehículo. La exposición a elevadas temperaturas es uno de los motivos que tanto en verano como en invierno produce fallos y un incorrecto funcionamiento.

La experiencia en los talleres demuestra que en torno al cincuenta por ciento de las averías que llegan a ellos están producidas por fallos en la batería. Sobre todo cuando se trata de coches eléctricos. Con ellos la cifra de fallos y mal funcionamiento del vehículo por esta razón aumenta considerablemente.

A pesar de que hemos despedido recientemente el verano y hemos dado la bienvenida a una nueva estación: el otoño, conviene hacer una visita al taller mecánico para llevar a cabo una revisión del vehículo.


Gracias a la visita al taller, podemos prevenir fallos en el futuro y de esta manera alargar la vida de nuestro coche. Y es que comprobar el estado de carga de la batería forma parte del servicio rutinario de nuestro taller.

Los vehículos cuentan con componentes que consumen mucha energía como los sistemas de seguridad, los sistemas de asistencia a la conducción, control de estabilidad y frenado automático necesitan más energía por lo que la batería es fundamental. 
Consulta con nuestros profesionales cómo diagnosticar una batería que se descarga.