Alineación de tu coche

Es normal que cuando nos compramos un coche, lo queramos cuidar lo máximo posible para intentar que nos dure en las mejores condiciones un periodo de tiempo muy amplio. Para que el coche se comporte como tiene que hacerlo durante la conducción, es necesario que todos los elementos del tren de rodaje estén perfectamente alineados, de esta forma los neumáticos sufrirán un desgaste menor. Para conseguir que el coche esté perfectamente alineado, es necesario utilizar unos baremos de medición llamados: geometría de dirección.

El tren de rodaje está compuesto por muchos elementos que han de estar perfectamente alineados si queremos que nuestro vehículo funcione de forma correcta. Y es que un mal alineado de los neumáticos y de todos sus elementos, puede provocar pérdida de estabilidad durante la conducción, incrementa la distancia de frenado y las ruedas se desgastan rápidamente. En cambio, cuando llevamos el vehículo perfectamente alineado, ahorramos en gasolina porque disminuye el consumo de gasolina y reduce la emisión de gases.

Para saber si un coche está bien alineado es necesario comprobar:

  • Convergencia: es la medida que indica si ambas ruedas de un mismo eje convergen en el mismo ángulo.
  • Ángulo de salida: se comprueba mirando el ángulo que forma la prolongación del plano vertical que pasa por el centro de la rueda.
  • Ángulo de caída: si miramos desde atrás hacia el frente, es el ángulo que forma el eje vertical del coche con el plano central de la rueda.
  • Ángulo de avance: es un ángulo proyectado entre el eje de dirección y el eje vertical del vehículo.